lunes, 19 de octubre de 2020

OPA, OPV, OPS: ¿En qué se diferencian?


El inversor, para adquirir activos financieros, tiene varias formas de hacerlo: desde una herencia, pasando por la compraventa ante notario, hasta la adquisición de esos activos en los Mercados Primarios o Secundarios.

Mercado Primario es un lugar físico o virtual donde se efectúa la venta al público de activos financieros que han sido recién emitidos y que solo pueden ser negociados una sola vez en el momento de su emisión. Las siguientes negociaciones que se realicen, se harán ya en el Mercado Secundario donde se negocian los títulos ya emitidos y en circulación. Fuera de estos Mercados, están los Mercados Fuera de Bolsa (Over the Counter) donde las operaciones se cierran entre las partes mediante un convenio privado.

En ocasiones, las propias empresas ofrecen al ahorrador o inversor particular la posibilidad de adquirir o suscribir acciones de la propia compañía por diferentes motivos: necesidad de capital, uno o varios accionistas venden su parte, una compañía externa desea hacerse con una empresa determinada. Para ello, hay diferentes formas de hacerlo, es el caso de las OPA’s, OPV’s y OPS’s.

Blogger Tricks

jueves, 15 de octubre de 2020

¿Qué es el IVA y cómo se aplica?


El Estado y las Administraciones públicas se financian a través de los tributos: esas prestaciones dinerarias que los ciudadanos están obligados a pagar por ley. Los impuestos, enmarcados dentro de éstos, son la base de la recaudación pudiéndolos clasificar en directos (los que gravan la riqueza en sí misma, por ejemplo, el IRPF) e indirectos (los que gravan la utilización de la riqueza, por ejemplo, el IVA).

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que data del 1 de enero de 1986 cuando España entró a formar parte de la Comunidad Económica Europea (CEE), es un impuesto, regulado por la Ley 37/1992, cuyo propósito es gravar el consumo, considerado como una manifestación indirecta del poder adquisitivo del contribuyente, y que sea el consumidor final el que lo abone. Por esta razón se llama “sobre el Valor Añadido”. Es decir, recae sobre las ventas, gravando el consumo de bienes o servicios finales efectuados por empresarios y profesionales.

El consumidor, a diferencia de otros impuestos, no liquida el IVA directamente con el Estado, son las empresas que prestan servicios o venden productos las que lo liquidan, de una manera periódica, con Hacienda. Estos autónomos o empresas son los que lo repercuten sobre el consumidor y se lo deducen ellos cuando compran productos o reciben servicios necesarios para el desarrollo de su actividad, suponiéndoles un carácter neutro para sus cuentas.

lunes, 12 de octubre de 2020

Derechos y obligaciones del accionista

Muchas veces nos convertimos en accionistas de una empresa, cotizada o no, por el simple hecho de percibir de sus beneficios vía dividendos o percibir de la posibilidad del aumento de precio de sus acciones. Y esto es así y deberá seguir siendo así. Pero al ser inversores, con el fin de obtener un beneficio, nos estamos convirtiendo irremediablemente en accionistas y, de este modo, en propietarios de la empresa; por lo tanto, en socio capitalista que participa en la gestión de la sociedad en la misma medida y proporción que la parte alícuota de la que seamos dueños. Eso no quiere decir que participemos activamente en la gestión de la empresa pues nuestro interés es simplemente percibir una ganancia a través de nuestra inversión, pero en lo que sí debemos estar interesados es en la gestión y desarrollo de la propia compañía. Y si no nos gusta cómo se están gestando las cosas dentro de ella, tenemos la oportunidad, por derecho, de quejarnos en las Juntas Generales de Accionistas ya que al no hacerlo podría afectar, en algunos casos, a nuestros intereses económicos que es lo que buscamos como fin de nuestra inversión.

Por lo anterior se puede deducir que, como accionista, se tienen implícitos unos derechos y unas obligaciones tanto en la vida social como a la hora del reparto de beneficios que en ningún momento se deben de obviar. Otra cosa diferente es que no queramos hacer uso de ellos, pero, aun así, no está de más recordarlos dando por entendido que éstos pueden variar en función de la legislación y de los propios estatutos de la sociedad. Entre otros, son los siguientes:

jueves, 8 de octubre de 2020

A propósito del Día de la Educación Financiera

El pasado día 5, como cada primer lunes de octubre, se celebró, fomentado por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) y el Banco de España, la VI edición del Día de la Educación Financiera bajo el lema “Finanzas responsables, finanzas para todos”, con el fin de concienciar a los ahorradores de la importancia que tiene ser poseedor de una cierta cultura financiera, evitando así que el patrimonio se vea vapuleado en las diferentes etapas de la vida monetaria de una persona. No nos olvidemos, que la prosperidad de un país depende de la prosperidad económica de cada uno de sus habitantes, al ser la ausencia de esta cultura una forma de exclusión social que camina por el sendero de la pobreza. Por eso, la celebración de este Día tiene como objetivo sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de la educación financiera en la vida de los ciudadanos.

Uno de los pilares fundamentales de la sociedad moderna es el extenso periodo que cada individuo dedica a la formación escolar y profesional. A partir de ahí, los conocimientos adquiridos se intercambian por dinero a la hora de ejercer, por cuenta propia o ajena, un trabajo. Del peculio obtenido se llega al ahorro que, al no haber tenido una adecuada formación financiera en nuestra época de estudiante, no se sabe muy bien qué hacer con él, ni qué hacer a la hora de tomar ciertas decisiones monetarias que surgirán a lo largo de nuestra vida cotidiana. El dinero, nuestro medio de intercambio por excelencia, hace que las finanzas, sin quererlo, sean nuestras compañeras inseparables en los sueños y en los hechos. Nosotros, y no los economistas, seremos los gestores del patrimonio personal, siendo esa gestión la encargada de nuestro futuro y el condicionante de nuestro presente. Ya que las finanzas van a ser nuestras compañeras de viaje, no sería un despropósito si se incluyesen dentro del plan de estudios generales obligatorios, con el fin de adquirir unos conocimientos para hacer una gestión financiera adecuada de nuestros bienes al ser los errores dinerarios no solucionables. La mayoría de la sociedad española reconoce que no maneja bien su ahorro debido al desconocimiento de los diferentes productos de inversión que existen en el mercado. ¡Y eso que hemos pasado por una crisis financiera!, pero ni por esas. Si rascamos la superficie, parece que en algo se ha mejorado debido a que se le ha dado la razón a aquel dicho de antaño que decía que “la letra con sangre entra”. Hemos sufrido de lo lindo y, por la cuenta que nos ha tenido, algo hemos aprendido de la experiencia. Una adecuada formación financiera nos hubiese librado de muchos disgustos en el pasado y hubiera mejorado nuestra calidad de vida.

lunes, 5 de octubre de 2020

Dios hizo al trabajador autónomo de un barro diferente

Foto by pixabay.com

Tengan claro que uno de los actores protagonistas del tejido productivo español y uno de los responsables de la generación de empleo es el trabajador autónomo. Sin embargo, siendo también un sufridor de la inestabilidad financiera, además de su misión recaudadora de impuestos, es el gran olvidado al no reconocérsele una serie de derechos que también le deben de corresponder para que lo igualen al trabajador asalariado, es decir, a su propio trabajador. Sus ingresos, al ser variables por no disponer de una nómina fija, van en función de la demanda de sus servicios y de los costes, por lo que en no pocas ocasiones los ingresos acaban en la reinversión de su propio negocio, con la adquisición de productos para la generación de nuevos servicios que se adapten a la evolución lógica de la vida.

Las pensiones de los trabajadores no están en peligro de desaparición, pero sí de reducción de su cuantía. Esto que acabo de decir, que no es más que un secreto a voces, encuentra su máximo exponente en la pensión de jubilación de los trabajadores por cuenta propia. El encadenamiento de varias crisis económicas y el progresivo envejecimiento de la población son un lastre demasiado pesado, mermando los fondos de los que se sustentan los recursos para satisfacer las pensiones de los jubilados. Los expertos y la ciencia exacta de las matemáticas corroboran que el ahorro privado debe de ser un complemento a las pensiones estatales sin sustituirlas. Por lo tanto, los trabajadores en general y los autónomos en particular deben de aprenderse esa lección. Es curioso que más del 40% de los trabajadores por cuenta propia, que son los más interesados, no tienen contratado ningún vehículo de ahorro para hacer uso de él cuando llegue el momento de la edad dorada.

jueves, 1 de octubre de 2020

¿Qué es la Curva Invertida del Rendimiento de Tipos?


La inversión de la curva de rendimientos es uno de los acontecimientos más temidos por los inversores porque suele anticipar una recesión económica. Pero ¿por qué su inversión suele predecir futuras recesiones?

La curva de rendimientos de tipos de interés es la línea gráfica que compara la evolución de los tipos de interés a diferentes vencimientos. Lo normal es que los Bonos a más corto plazo ofrezcan un rendimiento más bajo que los emitidos a más largo plazo. Es decir, las Letras, Bonos y Obligaciones del Tesoro Público, en condiciones normales, ofrecen rentabilidades más altas a medida que aumenta su fecha de vencimiento, provocando que la curva de tipos tenga una pendiente ascendente. Esto es así porque los inversores exigen un mayor rendimiento a los plazos más largos, debido a que un cambio de salud financiera del prestatario es más conocido en el corto plazo que en largo, aumentando el riesgo de impago en el segundo caso, por eso el tipo de interés es mayor. Una de las máximas de la inversión es que el riesgo y el rendimiento son directamente proporcionales: a mayor riesgo, mayores intereses. Es de todos sabido que en el largo plazo todo es posible, mientras que en el corto existe un mayor registro, lo que repercute en una mayor tranquilidad con respecto al riesgo.

lunes, 28 de septiembre de 2020

Diferencias entre el Mercado Bursátil alcista y bajista


Los Mercados Financieros en general, un índice o un valor en particular pueden estar en tres tipos de tendencias: alcistas, bajistas y laterales o sin tendencia. Teniendo en cuenta que la cotización siempre está fluctuando, formando máximos y mínimos, para identificar la tendencia habrá que fijarse cómo se van sucediendo las crestas y los valles en los gráficos. Si al fijarnos en los mínimos se observa que son cada vez más altos, entonces estamos ante una tendencia alcista. Si, por el contrario, los máximos que se forman en el gráfico son cada vez más bajos, nos encontramos ante una tendencia bajista. Tendencia lateral, que a ningún inversor le gusta, sería cuando los mínimos y máximos quedan siempre a la misma altura.

Los Mercados alcistas y los bajistas se encuentran en una lucha constante llevando al inversor hacia el optimismo o hacia el pesimismo dependiendo del animal que vaya ganando la batalla.

jueves, 24 de septiembre de 2020

Ampliación de Capital

Foto: pixabay.com
Una Ampliación de Capital es una operación financiera mediante la cual una empresa aumenta su capital social, incrementando el número de acciones o el valor nominal de cada una de ellas por necesidades de financiación o para poder abordar nuevos proyectos, debiendo realizarse siguiendo el procedimiento que marque la ley. Lo contrario a una Ampliación de Capital se denomina Reducción de Capital.

Cuando se emiten nuevas acciones para incrementar el número existente los antiguos accionistas y los que no lo son pueden acudir a la ampliación. Los antiguos tienen un derecho preferente de suscripción para la adquisición de nuevas acciones, así mantienen su porcentaje en el capital social (número de títulos x valor nominal). El resto deberá, previamente, adquirir los derechos de suscripción necesarios para suscribir nuevas acciones.

Los accionistas de una empresa en proceso de ampliación de capital mediante la emisión de nuevas acciones tienen, como decía, un derecho de suscripción preferente de suscripción con respecto a los no accionistas. Este derecho les supone poder adquirir nuevas acciones con el fin de mantener el porcentaje de participación en la empresa, evitando así lo que se conoce en la jerga como “dilución del capital” (bajada del precio que sufre la acción de una empresa con motivo de la Ampliación de Capital).

lunes, 21 de septiembre de 2020

La despoblación bancaria se ceba en el mundo rural

Foto: pixabay.com
El éxodo rural ha ido dejando a los pueblos cada vez más despoblados lo que ha afectado a que los bancos tomen el mismo camino. Tanto es así, que el 48% de los municipios españoles no cuentan con ninguna sucursal complicándole la vida a sus moradores.

La reducción de las oficinas bancarias comenzó hace ya 30 años cuando surgieron los movimientos de concentración corporativa de la moderna banca española. El Banco Central se fusiona con el Hispano Americano. El conglomerado alfabético BBVA surge del Banco Bilbao, Vizcaya y Argentaria (fruto de la agrupación de todos los bancos públicos). El Santander se hace con Banesto, se fusiona con el Central Hispano, adquiere el Banco Popular y todas sus filiales y todo se junta en una única entidad: el Santander. Las Cajas de Ahorro, más de lo mismo: por poner algún ejemplo, Caja España se forma a partir de la Caja de Zamora, León, Valladolid y Palencia y; Caja Duero, surge de la fusión entre las Cajas de Salamanca y Soria. Las Cajas de Ahorro, maltrechas por la crisis bancaria, optaron por unirse entre ellas y reestructurarse convirtiéndose la mayoría en entidades privadas. Actualmente, el sector bancario tiende a concentrarse más. Como muestra el gigante que surgirá de la fusión entre Bankia con CaixaBank dejando la puerta abierta para que otras entidades opten por navegar por la misma estela.

jueves, 17 de septiembre de 2020

Nociones básicas sobre la Bolsa de Valores


El concepto de Bolsa de Valores, término que ya se ha hecho familiar entre la población, nació en el siglo XVI en Brujas (Bélgica). En un comienzo se denominó así a un edificio de la familia noble Van Der Buërse donde se realizaban transacciones económicas. En su fachada se distinguían, a modo de escudo de armas, tres monederos de piel en forma de bolsa. Según fue pasando el tiempo, la gente comenzó a conocer ese lugar como “la bolsa”.

La primera Bolsa de Valores se construyó en 1602 en Ámsterdam, fundada por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales siendo, a su vez, la primera en actuar como el Mercado actual. Más tarde, por poner algunos ejemplos, surgirían la Bolsa de Nueva York en 1792, la de París en 1794 y la de Tokio en 1878. En España tenemos la Bolsa de Madrid que se creó en 1831 (siendo su primera sesión el 20 de octubre de 1831), la de Bilbao en 1890, la de Barcelona en 1915 y, la más reciente, la de Valencia en 1970.

Según el Diccionario Panhispánico del Español Jurídico, es una institución, creada mediante decisiones legislativas, en la que se negocian las acciones y valores convertibles en acciones y otros valores que otorgan derecho a su adquisición o suscripción. También pueden ser objeto de contratación la renta fija, warrants, certificados y fondos cotizados. La ley de Valores ha reconocido como Bolsas de Valores a las antiguas bolsas oficiales de comercio de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia.

lunes, 14 de septiembre de 2020

El EBITDA: ¿Qué es, cómo se calcula y para qué sirve?


Cualquier Análisis Fundamental de una empresa que se precie, no puede prescindir de uno de los indicadores financieros más conocidos e imprescindibles a la hora de la valoración. Ese indicador no es otro que el EBITDA.

¿Qué es?

El EBITDA es el Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation and Amortization que traducido al castellano sería algo así como el Beneficio Antes de Intereses, Impuestos, Depreciación y Amortización o, dicho de otra forma más coloquial, el beneficio bruto de explotación antes de la deducibilidad de los gastos financieros. Es decir, si una empresa no necesitase pagar ningún impuesto por estar financiada completamente con sus propios recursos, el beneficio que generase coincidiría con el EBITDA midiendo, así, la capacidad de la empresa para generar ganancias considerando únicamente su actividad productiva.

El EBITDA aunque sea un indicador de la capacidad de una empresa para generar beneficios y de su actividad productiva, no forma parte del estado de resultados de la misma aunque esté relacionado con él porque está calculado a partir del resultado final o resultado de explotación. De esta forma, se quedan fuera de contabilidad las amortizaciones y depreciaciones junto con los gastos de intereses e impuestos. Este indicador, como todos los indicadores financieros, por sí solo no es suficiente para determinar si un proyecto es rentable o no, por este motivo, se debe de evaluar junto con otros indicadores.

jueves, 10 de septiembre de 2020

La cartera del mono


El método de entrada en los Mercados Financieros no es lo más importante, ni tampoco lo es el momento si el objetivo es una inversión a largo plazo. Sin embargo, la gestión de la cartera sí es de vital importancia debido a que se van retirando aquellos valores que peor se están comportando y conservando los que obtienen mejores resultados. Por otro lado, no todos los inversores y analistas opinan que la efectividad de los Mercados Financieros proviene de los análisis previos, sin ser efectivos a la hora de pronosticar los futuros movimientos de los activos, sino que los Mercados se mueven de una forma impredecible y aleatoria, aunque repliquen los ciclos económicos.

En los años 70, el economista y escritor Burton Gordon Malkiel, autor del libro “Un paseo aleatorio por Wall Street”, defendía la gestión pasiva (comprar un activo y mantenerlo en cartera) frente a la gestión activa (gestionar la compraventa de un activo con el fin de batir al Merado) postulándose a favor de que los precios de las acciones cotizadas reflejan toda la información disponible en el Mercado. De ninguna manera justificaba el cobro de comisiones por parte de los gestores al manifestar que los Mercados Financieros se mueven de forma aleatoria. Malkiel siempre ha mantenido que sin información privilegiada no era posible obtener más beneficios que el propio Mercado y afirmaba que un mono, con los ojos tapados y lanzando dardos sobre una lista de empresas cotizadas, generaría retornos similares o mejores a los de cualquier cartera de un analista.